¡Nene, ponme la Wii! – Los videojuegos amplían la Reserva Cognitiva

Conocidos (aunque no reconocidos) son por todos los demonios que giran alrededor de las nuevas tecnologías en general, y del mundo de los videojuegos en particular. Las videoconsolas enfocan su diseño y comercialización a un target poblacional de edades comprendidas entre los 10 y los 30 años, aunque la diversidad de formatos de juegos es amplia: juegos de rol, como la mítica saga Final Fantasy, juegos de estrategia, como World of Warcraft o shooters de acción (juegos en primera persona donde el jugador maneja un arma), como Call of Duty.

Lo que no se conoce tanto del mundo de los videojuegos son los beneficios que aporta de cara a la prevención del deterioro cognitivo y al entrenamiento de habilidades cognitivas variadas. Daphne Bavelier ha escrito mucho sobre el tema, y en algunas de sus conferencias, ha explicado los resultados que ha encontrado al respecto del tema. Bavelier defiende que procesos como la atención dividida, la atención sostenida o la agudeza visual son entrenados mediante juegos de tipo shooter.

¿Podríamos aprovechar los videojuegos como parte de una estrategia de estimulación cognitiva que nos sirviera para prevenir el deterioro cognitivo en la tercera edad? ¿Sería recomendable fomentar la utilización de videojuegos, en una medida razonable, como hábito saludable a practicar a lo largo de la vida?

Inserto una conferencia de Daphne Bavelier por si os interesa el tema.

Posted in Uncategorized | Tagged , | 1 Comment

Deterioro Cognitivo Leve: lejos del consenso en cuanto a los criterios.

La detección precoz del Deterioro Cognitivo Leve es esencial de cara a establecer intervenciones psicosociales que sirvan como plataforma a la prevención del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, que como algunos autores indican, se desarrolla, en un 80% de los casos, a partir de casos de DCL.

DCL

En este ámbito, el consenso científico no es muy claro con los criterios, y por tanto, con los instrumentos para evaluar el DCL. Mientras que autores como Petersen (2008) proponen una clasificación que contempla un DCL amnésico (con afección cognitiva en los procesos de memoria), un DCL no amnésico (con áreas cognitivas disfuncionales diferentes a la memoria), un DCL multidominio no amnésico y un DCL multidominio amnésico, otros autores, como López (2003) proponen tan solo una subtipología diferenciada entre DCL amnésico y DCL difuso, o directamente, la introducción de otros tipos, como en el caso de Rosenberg (2011), que resalta el DCL disfuncional ejecutivo (esto es, con afección en la función ejecutiva).

Es necesario ahondar en el problema del DCL para poder determinar los criterios que conforman dicha entidad, y poder evaluar e intervenir de cara a entrenar el cerebro, prevenir y minimizar la aparición del Alzheimer.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | 1 Comment

Cómo y cuánto dormimos podría predecir el deterioro cognitivo

Envejecer, una nueva etapa

Estudiantes nerviosos por los exámenes, personas preocupadas por su trabajo (o por la falta de él), los que acaban de estrenar la paternidad… muchos somos los que alguna vez hemos sufrido los problemas para conciliar el sueño, y lo que es peor, hemos vivido en primera persona las consecuencias al día siguiente. Estamos somnolientos, cansados físicamente, nos cuesta concentrarnos, nos despistamos y cometemos más errores de lo habitual, estamos más desanimados o incluso más irritables… porque dormir  hoy es importante para sentirse bien mañana.

Pero hoy sabemos más. Sabemos que dormir puede afectar de cara al futuro más lejano. Sí, volvemos a hablar de cerebros y de deterioro cognitivo. Hannah A.D. Keage y su equipo de colaboradores realizaron un trabajo (Sleep Medicine, 2012) en el que intentaron analizar las características del sueño que podrían predecir el deterioro de las funciones mentales en las personas mayores. Partiendo de…

View original post 277 more words

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Yayoflautas y la nueva adquisición de roles de los mayores

Es fascinante pensar cómo evoluciona la sociedad en cuanto a la asunción de roles por parte de la ciudadanía: feminismo, teoría queer, movimientos juveniles, participación social, movimiento asambleario… Como no podía ser de otra manera, las personas mayores también asumen nuevos roles y evolucionan a la par que lo hace el resto de la sociedad. Desde que comenzara la crisis económica, hemos observado cómo los colectivos autodenominados “Yayoflautas”, conformados por personas mayores que luchan por una sociedad más justa, protagonizaban y encabezaban protestas sociales y actos iaioflautasreivindicativos más organizados y activos que muchos otros colectivos sociales formados por personas de menor edad. Estas maneras de organizarse comportan un tejido social muy importante a la hora de abordar el bienestar personal, ya que cubren una necesidad generativa cultural y técnica que contribuye al desarrollo personal y la autorrealización, pero además, lo consiguen mediante una serie de actividades totalmente coordinadas y socialmente configuradas, de modo que se facilita la consolidación, o bien la confección, de una red social asentada en un grupo de personas con unas motivaciones comunes muy determinadas (lo que se conoce como nicho ecológico), capaz de integrar y dotar de nuevos roles a cada uno de sus miembros, haciéndoles adquirir sentimientos de responsabilidad, de utilidad, y sobre todo, permitiéndoles sentirse necesitados.

Pero la participación social de las personas mayores no sólo viene dada de la mano de su activismo social, sino que poco a poco, emerge en las actividades cotidianas de la sociedad. Son muchas las propuestas realizadas por personas jóvenes que utilizan este cambio de roles por parte de los mayores como reclamo para determinadas actividades, debido a lo “exótico” que resulta para la sociedad, todavía, el hecho de que los mayores puedan ser concebidos en su diversidad. En la campaña publicitaria realizada por los organizadores del festival de música Low Cost, de Benidorm, los protagonistas son personas mayores que rompen con todos los estereotipos asociados a la 3ª Edad.

Atención al comentario sobre el vídeo más votado:

@Pepitazebolla: “Que chulada, coño!, a nuestra generación nos conviene ir eliminando la gerontofobia, porque los próximos marginados por la edad seremos nosotros, seamos inteligentes y allanémonos el camino”.

¿Puede que las campañas así funcionen? Poco a poco, bien mediante el humor, bien mediante la admiración, las personas mayores se van convirtiendo en espejos en los que los jóvenes nos miramos. ¿Podría tratarse de un cambio de valores en una sociedad que envejece a ritmos elevados? ¿Puede tener algo que ver el hecho de que las personas mayores estén resultando ser el principal sustento de las familias españolas durante los últimos años?

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | Leave a comment

¿Cambian nuestras prioridades al llegar a la vejez?

Es evidente que conforme nos desarrollamos como personas, nuestras motivaciones, nuestras metas y nuestras prioridades cambian al ritmo en que nosotros lo hacemos, pero, ¿cuáles son las metas a alcanzar cuando una persona llega a la 3ª edad? ¿Cuáles son los factores que inciden en este cambio de objetivos?

Muchos autores coinciden en que existen tres factores motivacionales que influyen en los objetivos que se marca una persona cuando llega a la vejez:

  • La GENERATIVIDAD hace referencia a aquello que una persona deja como legado en el mundo. El concepto de generatividad se correspondería con el deseo de las personas a trascender a la muerte; algo parecido a la victoria sobre ese trance inexorable que nos espera a todos. El hecho de saber que dejamos algo en el mundo por lo que se nos podrá recordar es un factor que incita a la acción cuando llega nuestra última etapa en la vida. La generatividad puede ser, bien biológica (tener familia), parental (establecer vínculos personales emocionales y sociales de paternidad), técnica (transmitir conocimientos y habilidades) o cultural (legar valores y maneras de interpretar el mundo en el que vivimos). Las faltas de desarrollo sobre alguno de estos tipos de generatividad puede ser suplido por el desarrollo en otros, de modo que una persona que no tenga familia biológica, por ejemplo, podría desarrollar su generatividad parental con sus sobrinos. No obstante, los vínculos biológicos y parentales podrían resultar más difícilmente sustituibles por los técnicos y culturales.
  • La INTEGRIDAD habla sobre la capacidad de las personas de percibir una coherencia longitudinal a lo largo de su período vital con respecto a sus valores, su forma de vivir, sus gustos, sus motivaciones o sus actos. Saber ajustar las diferentes perspectivas de la vida de acuerdo a un hilo central de coherencia personal, y poder enlazarlo con el estilo de vida que se lleva a cabo durante la vejez es un factor de motivación muy importante que puede influir fuertemente sobre el bienestar de las personas. Es necesario, pues, encontrar la manera de ayudar a las personas mayores a encontrar una concepción cohesionada mínima de lo que ha sido su vida, ya que ello influye directamente sobre nuestra salud psicológica cuando somos mayores.
  • La GEROTRASCENDENCIA es un cambio de perspectiva que se produce ante la inmediatez percibida del final de nuestras vidas que se produce durante la vejez, en la que se podría sustituir esa concepción materialista y racional de la vida que la cultura abuela taichioccidental nos hace adquirir durante nuestra socialización primaria y secundaria, así como mantener a lo largo de nuestra vida, por una más trascendente y “cósmica”, más espiritual, que contribuiría en un “incremento de la satisfacción vital” (Tornstam, 1993). Los conceptos de tiempo y espacio, la conexión trascendental con las generaciones anteriores y posterios, las ideas de vida y muerte, los misterios del porqué de la vida o la relativización de las fuentes de alegría y la apreciación más fuerte de las pequeñas experiencias cotidianas serían algunos de los cambios que ocurrirían durante la gerotrascendencia.

Como durante el resto de las etapas vitales, las personas cambiamos nuestras perspectivas en función de la adquisición de conocimientos, la relativización y cambio de valores personales o sociales o incluso, los cambios relativos a nuestro desarrollo que se producen en nuestro alrededor así como en nuestro propio cuerpo. No obstante, es importante atender a los patrones comunes que se observan en lo relativo a estos cambios en nuestras últimas etapas de la vida para poder comprender cómo actúan nuestros mayores y no relegarlos al típico “son cosas de viejos”, ya que nosotros también formaremos parte de ese colectivo que llamamos “viejos”.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Homosexualidad y vejez: “Los invisibles”

Ayer vi el documental “Les invisibles” de Sébastien Lifshitz (2012), en el que sus protagonistas, personas de más de 60 años y homosexuales, relataban sus vivencias hasta el momento actual: desde sus infancias en familias religiosas, usualmente católicas (ya que el film se encuadra en Francia), en las que la sexualidad era un hito totalmente escondido y repudiado, como así se promueve desde la doctrina católica, hasta las últimas etapas de sus vidas, las cuales se contextualizan ya en unos marcos democráticos más avanzados en los que todavía restan rescoldos de lo que una vez fue una sociedad homófoba hasta el extremo, y que los convierten en personas doble o incluso triplemente discriminadas: por ser mayores, por homosexuales y, en su caso, por ser mujeres.

viejitas2

Verdaderamente, éste es un tema que siempre ha llamado mi atención, ya que las personas mayores en general son las grandes olvidadas de un sistema que en muchas ocasiones, los considera un “estorbo”. Si a ello se le suma una sexualidad diferente a la imperante en en heteropatriarcado, lo que nos queda es un colectivo que se enfrenta a altos niveles de discriminación. ¿Cómo se enfrentan las personas homosexuales mayores a la soledad de un mundo en el que no han podido desarrollar una familia porque las instituciones no se lo han permitido? Hay organizaciones pertenecientes al colectivo LGTBI que ya trabajan este tema, pero no hay demasiados estudios al respecto. Quizá, como en lo que respecta al resto de la lucha LGTBI, lo que necesita la sociedad es una dosis de visibilización que haga saber que estas personas están aquí y tienen unas necesidades básicas que cubrir.

La participación social activa por parte de las personas homosexuales mayores es una buena manera de luchar contra la doble discriminación, aunque también se hace necesaria la puesta en marcha de planes de concienciación ciudadana por parte de las asociaciones LGTBI de cara a fomentar la integración, el respeto y la visibilidad de la 3ª edad “homo”. La participación social puede servir como vía a la autorrealización de estas personas, y éste es un importante marcador de salud psicológica y bienestar general.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , | 7 Comments

Se inicia un camino.

Es aquí donde finalmente, he decidido plasmar las reflexiones que se deriven del aprendizaje de mi formación en un año en el que, realmente, comienza mi carrera profesional.

Soy un estudiante del Máster en Psicogerontología en la Universidad de Valencia, y puedo afirmar que hasta hace relativamente poco tiempo, me he estado abrumando con las diferentes salidas profesionales que ofrece la disciplina a la que he dedicado mis últimos cinco años de estudio. A lo largo de mi estancia en la Universidad, he tratado de analizar los pros y los contras de dedicarme a diferentes campos de la psicología, abordados desde diferentes ramas: así, he trabajado con personas con discapacidad, de las cuales he aprendido (y continúo aprendiendo) a desarrollar muchas de las cualidades que hoy en día me preceden, no sólo como profesional, sino también como persona: la empatía, la paciencia, la constancia, la fuerza de voluntad o, sobre todo, el sentido del humor. También he tratado de probar el mundo de los Recursos Humanos, dedicándome en mi Practicum a ello: la organización del tiempo, la gestión de los recursos materiales y la “rehumanización” de las personas (que, aunque suene a redundancia, en este “mundo alrevés” cobra más sentido que nunca) son algunas de las competencias que potencié.

¿Por qué, entonces, has acabado en un máster enfocado al trabajo con personas mayores? Este último verano, en mi último puesto de trabajo, pude saborear en primera persona un trocito de eso a lo que llaman “vejez”. Trabajando con personas discapacidad mental y compartiendo espacios con una asociación a la que acudían muchas personas mayores, encontré que las ganas de vivir de estas personas no se correspondían a los clichés asociados a la concepción de la vida de la 3ª Edad: personas activas, que se interrelacionan con el mundo de su alrededor, que practican ejercicio físico diario y de las que nace una iniciativa que en muchas otras personas de menor edad no he visto nunca. Recuerdo el caso de una señora holandesa que, con 80 años, ¡practicaba Windsurf! Fue esta chispa, estas ganas de emprender por parte de las personas mayores, la que me ha despertado la curiosidad por trabajar con ellos.

Y, ¿por qué has llamado “3ª vida” a este blog? La respuesta emana directamente de lo anteriormente expuesto: esa época en la que las personas dejan de trabajar por dinero y comienzan a dedicarse a otras tareas, que en función de la realidad de cada uno, se mueven entre la autorrealización y la supervivencia (fíjate, ¡igual que en el resto de edades!), tiene un factor común con el resto de etapas vitales de las personas: es una parte de la vida, y como tal, tiene que ser vivida. Por ello, y con objeto de contribuir a eliminar los prejuicios que sobre la vejez pesan, nace este blog, que es casi un diario personal-profesional para mi.Image

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , | Leave a comment